Buscar este blog

Seguidores

Vistas a la página totales

miércoles, 30 de enero de 2019

Receta electronica


España tuvo una rápida adopción de la Receta Electrónica y la última crisis económica fue un gran catalizador de su implementación.
La informatización del proceso de indicación y dispensación genera grandes ahorros al sistema de salud, que puede impactar hasta en su precio. España lleva varios años implementando estrategias de interoperabilidad, y aquí se evidencia cómo, orientando bien los recursos, se pueden obtener beneficios en el mediano y corto plazo.
Si Ud. es un ciudadano español y va al médico, el doctor se logueará en la Historia Clínica Electrónica con su usuario y contraseña, elegirá los medicamentos a prescribir y al momento de grabar le solicitará que ingrese un PIN de 6 dígitos personal que brinda una seguridad extra al proceso de “receta electrónica”. Prácticamente en todos los lugares utilizan la firma electrónica SIMPLE para este proceso, que es más fácil de implementar y muchísimo más económico.
Esa receta electrónica se almacenará en la base de datos del hospital o centro de atención primaria, y también en la base de datos de la Comunidad Autónoma donde se esté generando la atención. A su vez, se transmitirá la receta a la base centralizada nacional en el Ministerio de Sanidad.
Lo que se transmite es:

ID de prescripción: es propio de la Historia Clínica que lo emite


ID de hospital o centro asistencial


ID del profesional que prescribe


ID del paciente (aquí utilizan el número de Seguridad Social)


Código del Medicamento: utilizan el código del Nomenclator que está baseado en SNOMED CT (lo mantiene la Agencia de Medicamentos de España)


Posología del medicamento (cuántos comprimidos por unidad de tiempo)


Duración del tratamiento (puede ser máximo 1 año)


Cada prescripción, genera una suerte de créditos para retirar de ese medicamento (ej. 6 cajas en 6 meses)
El paciente puede ir a cualquier farmacia del país y presentar su tarjeta sanitaria o su Documento Nacional de Identidad. En la farmacia, se loguearán al sistema nacional de dispensación de medicamentos que, para un ID de paciente, presentará los créditos disponibles que tiene para retirar. El farmacéutico realizará la entrega del medicamento y se descontarán los créditos y esta información se transmite a la base de datos de la Comunidad Autónoma y a la base de datos del Hospital o Centro de APS.
Siempre, los hospitales o centros de APS tienen la información de qué paciente retiró medicamentos y cuál no. Hoy saben perfectamente qué pacientes no están retirando los medicamentos, así que probablemente están incumpliendo su tratamiento.
¿Por qué no pusieron en las leyes que sea obligatoria una Firma Electrónica “Avanzada” (FEA) y sólo pusieron las palabras “Firma Electrónica”?
La FEA es un mecanismo criptográfico muy potente que garantiza, en la mayoría de los casos, el no repudio (uno no puede decir que no fue uno el que firmó). Esto es muy bueno en el ámbito de la receta electrónica, pero es caro, extremadamente incómodo y complejo de instrumentar en el ámbito médico. El profesional tiene que llevar un Pendrive o Tarjeta-Chip y tiene que insertarlo cada vez que quiera firmar una receta, ingresando una contraseña alfanumérica de 8 dígitos.

¿Se imaginan cómo sería en Chile obligar al médico ingresar una contraseña de 8 caracteres cada vez que quiera recetar?
Ni les cuento si olvida de traer el Pendrive o la tarjeta Chip.


¿Y el costo?

La seguridad es un balance entre usabilidad y riesgo. El legislador aquí, cometió el error de legislar en pro de algo muy difícil de implementar matando a todos los proyectos de receta electrónica en el país. Y en la desesperación del equipo asistencial y de los pacientes, vemos ir y venir fotos de recetas que son enviadas entre médicos y pacientes a través de mail o Whatsapp y que son dispensadas en farmacias.
Deberíamos firmar un petitorio para eliminar la palabra “avanzada” del código sanitario

Ley Chile - Biblioteca del Congreso Nacional – 14 Feb 14

LEY-20724 14-FEB-2014 MINISTERIO DE SALUD - Ley Chile - Biblioteca del Congreso...

MODIFICA EL CÓDIGO SANITARIO EN MATERIA DE REGULACIÓN DE FARMACIAS Y MEDICAMENTOS

¿Quién se suma a esta cruzada?

creado

2d


última respuesta

1d


2

respuestas


edomaxEduardo Arena

En una consultaría de FEA que recibimos en el Servicio de Salud sur Oriente se nos dijo que la implementación de la FEA de la siguiente manera: Dentro del centro de salud no es necesario que los documentos queden firmados con FEA, tan solo con FES (firma electrónica simple) usuario y contraseña de cada usuario. Para salir del centro de salud los documentos deberían salir con FEA. Ahora como finalmente la responsabilidad legal finalmente recae en los directivos del centro médico, podría existir 1 o 2 FEAs de Director y sub director o suplente, para que todos los documentos que necesiten salir al exterior firmados, salgan con la FEA del director. Esto facilitaría mucho al implementación de FEA ¿Será esto factible?. Ya que de verdad que el uso de FEA es complejo, a nivel personal tengo una FEA, pero es tan sensible al sistema operativo, versión de java, etc… y no he podido hacerla funcionar en un PC MAC, ni pensar desde un dispositivo móvil android, etc… , pero si utilizo simple y solo lo que se necesite se firma en un servidor, si finalmente si hay ejemplo un problema de tráfico de fármacos, la querella judicial igual se la va a llevar el director responsable del centro de salud

¿Quién te dijo algo así?
La ley es clara y lo que busca es el no-repudio, por eso pide FEA.
La propuesta para sortear la ley, es hacer firmar todas las recetas con un único certificado, o sea, una única firma para darle una “salida” legal al tema. Igual, podría alguien indicar que no estás cumpliendo con lo que la ley espera (que la FEA sea por cada médico que prescribe), por eso es importante quién propone esta “salida a la ley”.
Yo también tengo una FEA y el software que lo gobierna es horroroso. Hice un upgrade de Windows y dejó de funcionar, sólo pude volver a firmar formateando el equipo y volviendo a instalar el sistema.
Hasta que no se quite el “avanzada” en la ley, no tendremos receta electrónica a nivel nacional.

 

break point


MINISTERIO DE SALUD Y DESARROLLO SOCIAL
SECRETARÍA DE GOBIERNO DE SALUD
Resolución 680/2018
RESOL-2018-680-APN-SGS#MSYDS
Ciudad de Buenos Aires, 05/12/2018
Visto el expediente EX-2018-50604001-APN-DD#MSYDS ; y
CONSIDERANDO
Que por Decreto N° 802 de fecha 5 de septiembre de 2018 se atribuye al SECRETARIO DE GOBIERNO DE SALUD el objetivo de entender en la planificación global del sector salud y en la coordinación con las autoridades sanitarias de las jurisdicciones provinciales y del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con el fin de implementar un Sistema Federal de Salud consensuado, que cuente con la suficiente viabilidad social.
Que el Gobierno Nacional fijó, a través del MINISTERIO DE SALUD Y DESARROLLO SOCIAL, como una de sus políticas sustanciales a partir de 2016, avanzar en el camino hacia la COBERTURA UNIVERSAL DE SALUD -CUS-.
Que por Decreto N° 908 de fecha 2 de agosto de 2016 se aprueban las finalidades para la Estrategia COBERTURA UNIVERSAL DE SALUD –CUS-, dentro de las cuales se encuentra la de modernización del Sector Público de Salud.
Que mediante la Resolución N°475/16 se instruye a todos los programas nacionales de salud, cualquiera sea su fuente de financiamiento, a colaborar y coordinar su accionar con la implementación y el desarrollo de la estrategia de la Cobertura Universal de Salud, con el objeto de promover el acceso a la atención sanitaria integral, gratuita y con la adecuada calidad, jerarquizando el Primer Nivel de Atención.
Que por ANEXO I -IF-2018-23176242-APN-DD#MS- de la Resolución del MINISTERIO DE SALUD N° 1013/18 se aprobó la estrategia de implementación de la COBERTURA UNIVERSAL DE SALUD, la cual se desarrolló mediante tres ejes principales, del cual el segundo es el de SISTEMAS DE INFORMACIÓN INTEROPERABLES Y APLICACIONES INFORMÁTICAS.
Que dentro del eje SISTEMAS DE INFORMACIÓN INTEROPERABLES Y APLICACIONES INFORMÁTICAS, mencionado en el párrafo anterior, se inicia, en conjunto con las jurisdicciones, el camino hacia un sistema de salud que cuente con tecnologías que faciliten el registro de la información en forma primaria durante el contacto con el paciente, en sistemas interoperables que permitan compartir la información entre niveles de atención y jurisdicciones, construyendo para cada paciente una historia clínica nacional, longitudinal y completa, de utilidad clínica, estadística y de gestión.
Que por Decisión Administrativa N° 307/18 se creó la DIRECCIÓN NACIONAL DE SISTEMAS DE INFORMACIÓN EN SALUD cuya responsabilidad primaria es la de gestionar las condiciones para el desarrollo y coordinación de los sistemas de información en salud a nivel nacional y jurisdiccional.
Que dentro de las acciones de la mencionada DIRECCIÓN NACIONAL se encuentra la de gestionar el diseño e implementación de estándares de interoperabilidad y contribuir a la conectividad en establecimientos de salud en el ámbito federal.
Que por Resolución de la SECRETARIA DE GOBIERNO DE SALUD N° 189 de fecha 25 de octubre de 2018 se aprobó la Estrategia Nacional de Salud Digital, la cual establece dentro de las actividades a realizar para el desarrollo de la misma la definición de estándares de terminología, comunicación, conjuntos básicos de datos mínimos, entre otros, los cuales se seleccionarán tomando en cuenta los estándares utilizados en proyectos públicos y privados en la actualidad, y las iniciativas de armonización en salud digital regionales y globales.
Que a los fines descriptos resulta necesaria la recomendación del conjunto de estándares para la representación y comunicación de información sanitaria utilizados a nivel mundial para resolver diferencias de estructura y codificación entre sistemas de información en salud, permitiendo la interacción y el intercambio productivo de datos entre aplicaciones heterogéneas, independientemente de su plataforma tecnológica o de su lenguaje de desarrollo.
Que las organizaciones internacionales SNOMED Internacional, HL7 (Health Level Seven) y la Organización Mundial de la Salud recomiendan estándares que se complementan para dar soporte a todos los procesos de soporte al registro, transferencia y análisis de datos en sistemas de información en salud.
Que la utilización de estándares permitirá que los registros y programas nacionales cuenten con información completa, precisa y oportuna, al integrarse con los Sistemas de Información en Salud jurisdiccionales y de otros subsistemas.
Que la utilización de estándares posibilitará la transferencia de información entre sistemas de información con fines asistenciales, para asegurar la mejor calidad de atención, integrando la información de la historia clínica del paciente a través de todas las jurisdicciones y subsistemas.
Que la DIRECCIÓN GENERAL DE ASUNTOS JURÍDICOS ha tomado intervención en la faz de su competencia.
Que la presente se dicta en ejercicio de las facultades conferidas por el Decreto N° 802/18.
Por ello,
EL SECRETARIO DE GOBIERNO DE SALUD
RESUELVE:
ARTÍCULO 1°- Apruébase el documento “ESTANDARES” el cual se incorpora como ANEXO IF-2018-55220238-APN-SSCPS#MSYDS y forma parte integrante de la presente.
ARTÍCULO 2°- Establécese que las jurisdicciones que han adherido a la Estrategia de COBERTURA UNIVERSAL EN SALUD serán beneficiarias de las capacitaciones y la asistencia técnica que se generen con motivo del documento aprobado en el artículo 1° de la presente.
ARTÍCULO 3°-. Deléguese, al titular de la DIRECCIÓN NACIONAL DE SISTEMAS DE INFORMACIÓN DE SALUD, la facultad de actualizar las recomendaciones de utilización de estándares.
ARTÍCULO 4°-. Comuníquese, publíquese, dese a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. Adolfo Luis Rubinstein
NOTA: El/los Anexo/s que integra/n este(a) Resolución se publican en la edición web del BORA -www.boletinoficial.gob.ar-
e. 07/12/2018 N° 93390/18 v. 07/12/2018
Fecha de publicación 07/12/2018

martes, 29 de enero de 2019

Resolución 115/2019. CREASE LA RED NACIONAL DE INTEROPERABILIDAD EN SALUD


EL SECRETARIO DE GOBIERNO DE SALUD RESUELVE:

ARTICULO 1°.- Créase la RED NACIONAL DE INTEROPERABILIDAD EN SALUD, cuyos lineamientos principales constan en el documento Interoperabilidad IF-2018-65252176-APN-DNSIS# MSYDS el cual se incorpora como Anexo y forma parte integrante de la presente.
ARTICULO N° 2.- Créase el REGISTRO DE DOMINIOS DE INTEROPERABILIDAD EN SALUD, el cual tendrá como objetivo identificar a los participantes de la RED NACIONAL DE INTEROPERABILIDAD EN SALUD creada por el artículo 1° de la presente y asegurar el cumplimiento de los estándares definidos para su implementación.
ARTICULO 3°.- Establécese que las jurisdicciones que han adherido a la Estrategia de COBERTURA UNIVERSAL EN SALUD serán beneficiarias de las capacitaciones, los recursos y la asistencia técnica que se generen con motivo de la RED NACIONAL creada por el artículo 1° de la presente.
ARTÍCULO 4°.- Delégase en el titular de la DIRECCIÓN NACIONAL DE SISTEMAS DE INFORMACIÓN DE SALUD, la facultad de suscribir los documentos que actualicen y/o complementen la información contenida en el documento aprobado en el Artículo 1° de la presente y de aprobar las guías o protocolos de implementación relativas al REGISTRO creado por el artículo 2° de la presente.
ARTÍCULO 5°.-. Comuníquese, publíquese, dese a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. Adolfo Luis Rubinstein



Anexo: Funcionamiento de la red de interoperabilidad
1.      Introducción
El Gobierno Nacional estableció, a través de su normativa, como una de sus políticas sustanciales a partir de 2016, avanzar en el camino hacia la Cobertura Universal de Salud (CUS) (1).
Por Decreto N°174/18 se crea y encomienda a la Secretaría de Coberturas y Recursos de Salud, el objetivo de entender en la planificación y coordinación de sistemas de información, incorporación de nuevas tecnologías de la información, gestión de datos y registros estadísticos a nivel nacional y jurisdiccional; y por Decisión Administrativa N° 307/18 se creó y asignó a la Dirección Nacional de Sistemas de Información la responsabilidad primaria de gestionar las condiciones para el desarrollo y coordinación de los sistemas de información en salud a nivel nacional y jurisdiccional.
Mediante la Resolución N°1013/18 del Ministerio de Salud se aprobó la Estrategia de Implementación de la Cobertura Universal de Salud la cual se desarrolla mediante tres ejes principales: Población a cargo de equipos de salud familiar y comunitaria; Sistemas de Información Interoperables y aplicaciones informáticas y; Ampliación de la cobertura prestacional, mejora de la calidad de atención y priorización de líneas de cuidado.
La Estrategia Nacional de Salud Digital, aprobada mediante Resolución N°189 de fecha 25 de octubre de 2018, de la Secretaría de Gobierno de Salud, la cual prevé dentro de sus objetivos que los registros y programas nacionales, así como los registros de vacunación, de vigilancia epidemiológica, estadísticas, etc., cuenten con datos , precisos y completos y que estos datos sean recibidos mediante los estándares de interoperabilidad propuestos, que simplifican y homogenizan los flujos de información, facilitando su implementación en los sistemas jurisdiccionales.
Por Resolución N° 680 de fecha 5 de diciembre de 2018 se aprobó la adopción de estándares de interoperabilidad en salud, lo que se realizará de manera paulatina, y con apoyo del Ministerio de la Salud y Desarrollo Social de la Nación, a medida que los servicios de interoperabilidad se encuentren disponibles, se publicará documentación, guías de implementación, y otras herramientas de apoyo a los proyectos de adopción, detallando las versiones y perfiles a implementar de cada estándar. En el contexto de la implementación de la Cobertura Universal de Salud, desde la Nación se colaborará con las provincias en proyectos de adopción conjuntos, proveyendo recursos y herramientas adicionales en el sistema público.
Sin sistemas de información no es posible conocer con certeza la calidad de los servicios, la accesibilidad de la población a los mismos, ni asegurar la continuidad del cuidado de las personas. Para construir el camino hacia la Cobertura Universal de Salud efectiva resulta prioritario mejorar los sistemas de información jurisdiccionales y nacionales, definir indicadores reportables para el monitoreo del proceso de atención y estándares de interoperabilidad para los diferentes sistemas existentes, contando con reportes periódicos.
Se define como Interoperabilidad a la habilidad de dos sistemas de información para compartir información y utilizar la información compartida. Esto implica la transferencia de información estructurada, que puede descomponerse y analizarse en el sistema destino, para ser integrada con información local y de otras fuentes.
Alcanzar interoperabilidad en los sistemas de información en salud es la clave para asegurar la integración de la información sanitaria de cada paciente, que se encuentra almacenada en los repositorios clínicos electrónicos de cada uno de los proveedores, que consultó en cada jurisdicción, sector y subsector del sistema de salud. Contar con información integrada tiene claros beneficios en la atención del paciente, donde los profesionales pueden tomar decisiones con información completa y legible. Los mecanismos de interoperabilidad simplifican los procesos administrativos facilitando la integración de sistemas de turnos, recetas, órdenes médicas, etc.
Con la interoperabilidad de la información sanitaria se fortalecen los derechos del paciente al garantizar su control sobre cada registro, asegurando la portabilidad de dicha información, la posibilidad de especificar preferencias de acceso y el monitoreo de transacciones.
En virtud de convenios acordados, tanto jurisdicciones como instituciones públicas y privadas envían ciertos datos relevantes para la salud pública a registros nacionales, como eventos de inmunizaciones o enfermedades de denuncia obligatoria. Estas transferencias de información se hacen mediante mecanismos heterogéneos y suelen tener cobertura incompleta y demoras en su disponibilidad. Un escenario con sistemas de información interoperables asegura la transmisión completa, oportuna y segura de esta información, mejorando la capacidad del sistema de salud para responder a las necesidades de salud pública de la población.
2.      Red de Interoperabilidad
Se dispone la creación de una Red Nacional de Interoperabilidad que posibilite la integración de los sistemas de información de todas las jurisdicciones y sectores del sistema de salud, incluyendo los subsectores público y privado.
La red se basa en el objetivo de garantizar los derechos del paciente respecto del acceso a su información sanitaria, y a compartirla con los profesionales que lo atienden, para garantizar la mejor calidad de atención.
La red de interoperabilidad está compuesta por nodos, que representan sistemas de información en salud independientes, utilizados en diferentes niveles, como sistemas provinciales, municipales, de un establecimiento asistencial, etc. Cada nodo tiene un sistema de identificación de pacientes y un repositorio de información sanitaria independiente, y dependiendo de los modelos de organización de cada uno pueden abarcar un único establecimiento o una red de los mismos.
Estos nodos tienen autonomía tecnológica, y tienen control completo y responsabilidad sobre la información almacenada, cumpliendo su rol de depositarios de la información sanitaria del paciente.
La creación de la red de interoperabilidad no modifica los usos y costumbres relacionados a los procedimientos actuales de almacenamiento de información sanitaria. La información permanece en el repositorio de cada sistema de información y solo se comunica con otros nodos en caso de existir necesidades concretas, derivadas de las situaciones descritas en la legislación vigente:
       El paciente puede solicitar acceso a su información, o autorizar a que sea compartida con otro prestador, asegurando la continuidad asistencial.
       Los registros nacionales y provinciales que requieren información estadística, de gestión o administrativa. Hoy estos registros tienen flujos de información heterogéneos, algunos en papel, otros en archivos compartidos, formularios web. La red de interoperabilidad permite que estos flujos existentes se realicen utilizando estándares de interoperabilidad, simplificando las tareas de integración y mejorando la calidad y oportunidad de la información.
       Facturación y recupero. La información relacionada con prestaciones se comunica a financiadores, cumpliendo con los requisitos de cada uno, y posibilitando la implementación de procesos de reembolso sin papeles.
La red de interoperabilidad no requiere la creación de una base de datos centralizada con todos los datos sanitarios de los pacientes de la Argentina, esta información se recolecta en forma central únicamente para los programas de salud pública ya existentes, como inmunizaciones, vigilancia epidemiológica, etc.
3.      El Bus de Interoperabilidad
La comunicación entre dominios con diferentes sistemas de información requiere de la implementación de una infraestructura central que facilite la integración y la comunicación de los registros médicos en el país.
Esta infraestructura se basa en el patrón de integración conocido como "Enterprise Service Bus (ESB)" en una arquitectura orientada a servicios (SOA por su sigla en inglés).

Patrón de Enterprise Service Bus
La implementación de este patrón en el contexto de dar soporte a una red de interoperabilidad se denomina "Bus de Interoperabilidad".
El Bus de Interoperabilidad será provisto por el nivel central, por la Secretaría de Gobierno de Salud, y estará disponible en una plataforma de alta disponibilidad y escalabilidad, con capacidades de bases de datos y servidores de aplicaciones que puedan adaptarse a las necesidades de un escenario nacional que integre todas las regiones y sub-sistemas.
Los diferentes programas y registros de la Secretaría de Gobierno de Salud estarán conectados al Bus de Interoperabilidad como dominios para facilitar y unificar los procesos de transferencia de información existentes hoy en día.

Ejemplos de componentes y funciones del Bus de Interoperabilidad
4.      Objetivos de Interoperabilidad
El Bus de Interoperabilidad articula la comunicación entre los nodos de la red de interoperabilidad, con la finalidad de cumplir los siguientes objetivos sanitarios:
1.      Historia Clínica Compartida:
Establecer una infraestructura de interoperabilidad a nivel nacional que permite compartir documentos e información clínica centrada en el paciente, generando una historia clínica compartida longitudinal, que integre el sistema público, de obras sociales y privado. La historia clínica compartida se almacena en forma distribuida en cada uno de los puntos de contacto del paciente que forman parte de la red de interoperabilidad, sin un repositorio de datos centralizado. La información se integra automáticamente para satisfacer las necesidades sanitarias del paciente, siempre bajo su supervisión y autorización. Esto implica:
a.     Definir una biblioteca de plantillas de documentos clínicos que describen los diferentes componentes de la historia clínica del paciente: esto incluye, por ejemplo: registro de contacto ambulatorio,
b.     resumen de episodio de internación, resumen de historia clínica, resultados de estudios complementarios (laboratorio, imágenes, etc.).
c.     Definir mecanismos de acceso y búsqueda (por paciente, tipo de documento, orden clínica) y responsabilidades para su almacenamiento, acceso y seguridad.
d.     Generar las herramientas requeridas a nivel nacional para articular los diferentes sistemas de información en una red de interoperabilidad (Bus de Interoperabilidad).
e.     Apoyar el desarrollo de sistemas de información en salud, con capacidad de participar como nodos en la red de interoperabilidad.
2.      Intercambio de información para registros y programas: 
Posibilitar que los registros y programas de la Secretaria de Gobierno de Salud de la Nación reciban información actualizada y en línea de los sistemas de información que forman parte de la red de interoperabilidad, sin doble carga, como fruto de la carga primaria de los profesionales de la salud y de una manera homogénea, oportuna, detallada y escalable.
a.     Que la infraestructura de interoperabilidad integre todas las necesidades de información del ministerio utilizando patrones estandarizados.
b.     Que las jurisdicciones y subsistemas puedan reportar la información requerida a través de la infraestructura de interoperabilidad, integrando la información registrada en sus registros clínicos.
3.      Continuidad asistencial:
Especificar los requisitos para la creación, almacenamiento e intercambio de órdenes clínicas (recetas para medicamentos, órdenes de estudios, pedidos de interconsulta, etc.) con validez legal, respetando el modelo distribuido del Sistema de Información en salud.
a.     Que los sistemas de información en salud puedan generar órdenes clínicas que almacenan en sus propios repositorios, que estos repositorios puedan recibir consultas sobre las órdenes para un paciente
b.     Que los sistemas de información puedan aceptar un cambio de estado de las órdenes para optimizar el proceso asistencial, incluyendo el dominio responsable.
c.     Que el bus de interoperabilidad pueda recibir una consulta acerca de órdenes pendientes para un paciente en particular, que localice los repositorios de órdenes vinculados con el paciente, y que devuelva los resultados al sistema que origina la consulta.
d.     Que el bus de interoperabilidad pueda recibir y rutear una actualización de estado acerca de una orden específica para un paciente, para representar la dispensación total o parcial de una receta, o la realización de un estudio.
4.      Seguridad y Privacidad:
Implementar los mecanismos tecnológicos tendientes a respaldar la seguridad y la privacidad de la información. Cada actor de la red de interoperabilidad debe tener acceso solo a la información relevante para su función, y debe ser necesaria la autorización del paciente implícita o explícita para que sus datos clínicos sean compartidos a través de esta infraestructura.
5.      Identificación federada de pacientes
La integración de información almacenada en diferentes nodos de la red de interoperabilidad requiere la implementación de mecanismos tendientes a asegurar la identificación consistente de los pacientes a lo largo de todo el territorio.
El Bus de Interoperabilidad brinda funciones para que los pacientes identificados en un dominio, una organización determinada, puedan ser procesados para obtener un identificador nacional. Este proceso se denomina "federación de identidad" y permite que los contactos clínicos de un mismo paciente a lo largo del país, a través de múltiples sistemas, puedan integrarse de manera segura y auditable utilizando el identificador federal generado en este proceso.
6.      Estándares para la información sanitaria
El Bus de Interoperabilidad provee servicios Web, con una tecnología REST, y con operaciones especificadas por el estándar HL7 FHIR, que define recursos e interacciones con el servidor.
Las especificaciones de las interacciones en procesos clínicos específicos se basan en perfiles de IHE, que definen roles, procesos y requisitos para intercambio de información en casos específicos.
La codificación de entidades clínicas se realiza con SNOMED CT, que provee el nivel de detalle requerido para síntomas, signos, diagnósticos, procedimientos, estudios, medicamentos, dispositivos, etc.
Cuando los documentos clínicos electrónicos tienen que representar referencias a componentes del sistema de salud como Profesionales, Establecimientos, Especialidades, o Financiadores, es necesario utilizar vocabularios comunes que puedan ser entendidos por todos los participantes del proceso de interoperabilidad. El Bus de Interoperabilidad brinda acceso a los Registros Nacionales de Referencia como por ejemplo los Registros Federales de Profesionales y Establecimientos (REFEPS y REFES).
La adherencia a estos estándares es un requisito ineludible para la participación en la red de interoperabilidad, y asegura que la información compartida pueda ser interpretada y procesada en el punto de destino.
7.      Privacidad y seguridad de la información sanitaria
La información sanitaria de los pacientes es información altamente sensible, abarcada en la ley 25.326 de Protección de datos personales. La red de Interoperabilidad debe impulsar la aplicación de procesos y medidas que prevengan la pérdida de información y el acceso indebido o inapropiado.
El paciente debe tener control y auditoría sobre la transferencia de su información sanitaria entre dominios. Deben existir reglas explícitas o implícitas que regulen esta transferencia, y el paciente debe tener el poder de modificarlas de acuerdo a sus preferencias, seleccionando que su información pueda compartirse con cualquier dominio, con ninguno, o solo con algunos de ellos.
El acceso a la información sanitaria dentro de cada dominio debe estar regulada por un conjunto de medidas de privacidad y seguridad locales en cada institución, y el rol de la Secretaría de Gobierno de Salud es definir guías de buenas prácticas que protejan los derechos del paciente. Para participar de la red de interoperabilidad se exigirá la designación de responsables de implementar y monitorear estas medidas en cada dominio.
8.      Objetivos de la implementación
Se dispone que la Red de Interoperabilidad se implemente en el contexto de la Dirección Nacional de Sistemas de Información en Salud, que será responsable ejecutar las siguientes medidas:
       Desarrollar, implementar y mantener la plataforma nacional de interoperabilidad, el Bus de Interoperabilidad, que incluya funciones para cumplir los objetivos de interoperabilidad especificados.
       Crear un registro de dominios de la red de interoperabilidad, otorgando las autorizaciones de acceso al Bus de Interoperabilidad e identificando responsables de seguridad y privacidad en cada uno.
       Publicar guías técnicas para la integración de los sistemas de información de los dominios en el Bus de Interoperabilidad utilizando estándares.
       Publicar guías de buenas prácticas institucionales para proteger la privacidad y seguridad de la información en los dominios, e impulsar su aplicación.
       Administrar la plataforma de identificación federada de pacientes, monitoreando y auditando la calidad de la información.
       Proveer una herramienta on-line para registrar las preferencias de los pacientes sobre la transferencia de su información sanitaria entre dominios.
       Proveer una herramienta on-line para que el paciente pueda monitorear las transferencias que se realizaron.
       Proveer una herramienta on-line para que el paciente pueda acceder a la información sanitaria que está registrada a su nombre en la red de Interoperabilidad.
       Proveer una herramienta on-line para que los pacientes puedan administrar las preferencias y el acceso a la información sanitaria de las personas a su cargo.


(1)         Resolución Ministerial N°475/16. Se instruye a todos los programas nacionales del MSAL a coordinar su accionar con la implementación de la CUS. http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/260000-264999/261130/norma.htm
Decreto N°908/16 PEN. Se establece un destino excepcional del Fondo Solidario de Distribución y crea un fideicomiso; y define la Estrategia CUS. http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/260000-264999/264047/norma.htm
Resolución Ministerial N° 840/17. Constituye el Fideicomiso creado por Decreto 908/17 http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/275000-279999/276747/norma.htm
Resolución Ministerial N° 1552/17. Aprueba el Reglamento Operativo de la Unidad Ejecutora del Fideicomiso antes mencionado. http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/275000-279999/279964/norma.htm

SNOMED CT Content Request Service Intro Webinar

lunes, 28 de enero de 2019

5G - War on Humanity - The David Icke Dot-Connector Videocast

La guerra del 5G y el futuro de las telecomunicaciones.

Lo que viene, al parecer, será mucho más bravo, porque en términos tecnológicos las empresas competirán más y mejor por muchos motivos. Una bomba mediática estalló por los aires el pasado 1 de diciembre cuando Meng Wanzhou, vicepresidenta e hija del fundador de Huawei y hoy mundialmente reconocible, fue detenida en el aeropuerto de Vancouver a resultas de la guerra comercial y tecnológica entre Estados Unidos y China.


Se puede decir que, hasta entonces, la guerra se movía en la oscuridad de los expertos económicos y tecnológicos y hoy se combate casi en prime time. La situación no está para remilgos. Así lo analiza un artículo de RT.
Más allá del conflicto diplomático que generó la detención de Meng y la contundente respuesta de China (dos canadienses detenidos) o los obvios intereses económicos existentes (Huawei se situado como segundo vendedor mundial de smartphones superando a Apple), lo que acontece es una guerra por espiarnos. Una guerra en la que todo vale.
Aunque la detención de Meng se cimienta aparentemente en la acusación de la Fiscalía estadounidense por vulnerar Huawei (a través de SkyCom Tech con sede en Hong Kong) las sanciones norteamericanas a Irán, la motivación real es bien distinta: Huawei está ganando la batalla de la tecnología 5G. China está ganando la guerra tecnológica. Y ganar la carrera del 5G supone obtener dos bastiones claves en esta guerra sin cuartel: espionaje e información.
La importancia de la tecnología 5G
Un informe del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos equiparaba la tecnología 5G al invento de la imprenta de Gutemberg y asevera que Estados Unidos, Occidente al fin y al cabo, estaba perdiendo. "Estamos perdiendo". Estados Unidos está perdiendo porque las únicas empresas con la infraestructura 5G completa son Huawei y ZTE (China); Ericsson y Nokia (Suecia y Finlandia); y NEC (Japón). Y de todas ellas, Huawei es la más avanzada. Y de todos los país, China es el más avanzado: según Deloitte, el gigante asiático posee un total de dos millones de antenas de telefonía móvil, diez veces más que EE.UU.
Dominar la tecnología 5G supondrá todo, pues en el futuro todo estará conectado a la tecnología 5G: electrodomésticos, vehículos autónomos, drones, cadenas de montaje, autobuses, equipos informáticos o fotográficos, sistemas de riego. Todo. Dominar la tecnología 5G supondrá dominar el futuro. ¿Por qué? Básicamente, las redes 5G reducirán la velocidad de conexión de los dispositivos y, sobre todo, la latencia de las redes. Esto es, las conexiones será a una velocidad jamás vista hasta ahora. Casi instantánea. Tal es la importancia de esta tecnología que no son pocos los que la califican como la Cuarta Revolución Industrial.
La presión norteamericana
En esta situación y ante la enorme importancia de la tecnología 5G, la presión norteamericana con la excusa de la (ciber)seguridad ha conseguido grandes réditos entre los países anglosajones, tradicionalmente aliados norteamericanos. Y también en un país tan aliado suyo como enemigo y rival chino (Japón). Así, han conseguido que Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido y Japón hayan excluido a las dos grandes empresas tecnológicas chinas, Huawei y ZTE, de la implementación de la tecnología 5G (incluso en algunos casos se llegó a retirar toda la tecnología china de las redes 3G y 4G). Canadá, en cambio, todavía duda seriamente al respecto.
Sin embargo, las presiones han fracasado de momento en la India y en Europa (Francia y Alemania), países que han rechazado las acusaciones de riesgo que Huawei o ZTE pudieran ocasionar a su (ciber)seguridad. No obstante, Andrus Ansip, vicepresidente de la Comisión Europea, acusó a Huawei de instalar puertas traseras (backdoors) para espiar a los usuarios.
¿Están cometiendo los alemanes y los franceses una gravísima negligencia en cuanto a ciberseguridad o las decisiones de EE.UU., Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido y Japón nada tienen que ver con la ciberseguridad?



La guerra del espionaje
La guerra por el espionaje hasta ahora había estado en poder de Estados Unidos, país que ha espiado a los usuarios y también a los países. Incluso a sus aliados. Porque el Tío Sam ha protagonizado en las últimas décadas los mayores escándalos relacionados con el espionaje, tanto a usuarios como a países, tanto con intereses económicos y comerciales como políticos: Edward Snowden (2013) o Cambridge Analytica (2018).
Gracias a Edward Snowden se supo que Estados Unidos había estado espiando a 35 líderes políticos, entre ellos, la canciller alemana, Angela Merkel, y a distintos países aliados como Italia, Francia o Alemania. Y, por supuesto, la Unión Europea y la ONU también fueron espiadas, tanto en territorio europeo como en su sede en Nueva York. Tras el escándalo, Obama prometió que la situación sería subsanada, pero a principios de 2018 el programa que permitía espiar a cualquier persona, país o ente en cualquier parte del mundo fue renovado.
Estados Unidos no estaba y ni está en disposición de renunciar a una posición tan amoral e intrusa como privilegiada. Por ello, solo un mes después de renovar el programa de espionaje que en el año 2013, gracias a Edward Snowden, supimos que permitió espiar centenares de números de teléfono, incluyendo los de decenas de países y líderes políticos, alertaba del aumento del riesgo de injerencia rusa en las elecciones que tenían que celebrarse en Estados Unidos y Europa. ¿Los mismos que habían espiado incluso a sus aliados alertando de injerencias? Sí, así es.

En el caso de Cambridge Analytica supimos, aunque hay versiones contradictorias, que esta empresa habría recolectado datos personales a través de Facebook y estos habrían servido para manipular psicológicamente a los votantes en las elecciones norteamericanas en las que Donald Trump resultó elegido presidente.
Resulta sorprendente que todos supiéramos que Facebook nos espiaba y que los datos que conseguía sobre nosotros fueran vendidos a las empresas para que estas nos enviaran mensajes que influenciaran en nuestras compras, pero nadie pensara que algún día esa información pudiera ser usada con otros fines. Incluso que llevara siendo utilizada durante años con otros fines. Realmente, ¿el problema de Cambridge Analytica es lo que ha hecho (si es que lo ha hecho) o para quién lo ha hecho? Porque sin ir más lejos, las prácticas de Cambridge Analytica fueron legalizadas en España en noviembre de 2018 en la Ley de Protección de Datos, por lo que los partidos políticos podrán recolectar información sobre la ciudadanía y usarla como les plazca.
Más allá de la controversia, lo cierto es que a día de hoy las empresas tecnológicas son poseedoras de una gran cantidad de datos que pueden tener un valor enorme y que pueden ser usadas para espiarnos. Por ejemplo, en el año 2013 se publicó un estudio sobre la capacidad de predicción de Facebook en base únicamente a los 'me gusta' de un usuario: distinguía al 95% a blancos y negros, 93% a hombres y mujeres, 88% entre homosexuales y heterosexuales y 85% entre republicanos y los demócratas. El Gran Hermano nos conoce.
Y Facebook no es la única fuente de información, ya que absolutamente todas las aplicaciones almacenan o pueden almacenar información (Google espía y hasta escucha conversaciones), y aunque en los últimos tiempos se han aplicado una serie de herramientas de control, sobre todo las distintas legislaciones para la protección de datos, lo cierto es que esos datos existen y en un momento dado pueden ser usados por cualquiera. Y en caso de conflicto, en caso de emergencia de una nueva potencia mundial como es China, los norteamericanos aplican la máxima 'mejor nosotros que ellos'.

https://www.forbes.com/sites/arthurherman/2018/10/17/the-war-for-the-worlds-5g-future/#a0417f61fe51
http://www.tynmagazine.com/estados-unidos-completa-la-primera-subasta-5g/
https://www.teknofilo.com/qualcomm-espera-que-2019-sea-el-ano-del-5g-y-anticipa-mas-30-nuevos-smartphones-con-5g/
https://es.digitaltrends.com/celular/5g-cambiar-tu-vida/