El rol del informático médico en los sistemas de salud


Los departamentos de Información en Salud son cada vez más frecuentes en las instituciones y el rol de informático medico ya forma parte de los equipos de salud en muchas de estas instituciones, pero: ¿Es clara su función? ¿Qué responsabilidades tienen? ¿Qué habilidades deben mostrar los profesionales?

No hay duda de que esta es la era de la información. Esto es real en todos los ámbitos, y la salud no es la excepción. Sumado al exponencial crecimiento en el conocimiento de la salud y con el advenimiento de las nuevas tecnología de la información, la gestión de datos de salud tiene que tener la capacidad de integrar una gran cantidad de datos relacionados a los pacientes, no solo aquellos provenientes de las Historias Clínicas Electrónicas [HCE] y los Sistemas de Información de la Salud [SIS], sino también, aquellos datos que los pacientes comparten cuando utilizan las nuevas tecnologías y los medios de comunicación social. 

Nunca. Información es poder, y en este caso los datos son beneficiosos para todos, los pacientes y sus cuidadores. Además, la informatización del Sistema de Información de Salud y los registros clínicos electrónicos están aquí para ayudarnos en el difícil proceso de manejar la información.
 
Datos de calidad, exactos, completos y actualizados, mejoran la calidad de atención, permiten el desarrollo e implementación de sistemas de soporte para la toma de decisiones (CDSS), y posibilitan el desarrollo de programas de atención médica, así como estudios de investigación (1)
 
Una lista de problemas precisa también facilita los procesos administrativos y de facturación de los sistemas de salud (2,3). Algunos estudios consideran que también podría ser beneficioso para los pacientes, que podrían conectarse, a través de las redes sociales, con otros pacientes que comparten un problema en común (4) 
 
La informatización es uno de los pasos más importantes en el proceso para gestionar la información. La implementación de una HCE permite gestionar la información de una forma ordenada y sencilla.
 
En este sentido, varios estándares internacionales recomiendan y ayudan a ponerlas en práctica. Asociaciones como la Joint Commission (5), Health Level Seven (HL7) (6), el Instituto de Medicina (IOM) (7) y la Asociación Americana de Gestión de Información de Salud (AHIMA - American Health Information Association) (8) junto con programas gubernamentales como HITECH Act en los Estados Unidos (9-11) y otros similares en otros países tienen políticas y guías para ayudar en el proceso de implementación de HCE, con el objeto de optimizar el proceso para la obtención, procesamiento y recuperación de la información de salud.
 
En este contexto es fácil entender que un nuevo rol en el equipo de salud es necesario (12). Un rol que transforme la atención sanitaria mediante el análisis, diseño, implementación y evaluación de sistemas de información y comunicación, que tengan como objetivo mejorar los resultados individuales y poblacionales de salud, mejorar la calidad de la atención, y fortalecer la relación médico-paciente (13). Este papel es el rol que el informático médico debe cubrir.


¿Qué hacen los informáticos médicos?
Un Informático Medico utiliza sus conocimientos sobre el cuidado de la salud y los procesos clínico y su formación en informática para (13-15): 
  • Responder las necesidades de información de los médicos y los pacientes.
  • Analizar los procesos clínicos
  • Diseñar, desarrollar e implementar los sistemas de soporte para las decisiones clínicas. 
  • Trabajar para la mejora de los sistemas de información de salud. 
  • Divulgar los usos, las características y beneficios de los estándares internacionales, su desarrollo y la aplicación de ellos. 
  • Trabajar en cuestiones referentes a la estructura organizacional y el manejo del cambio. 
  • Analizar, recomendar y ayudar a implementar los mejores sistemas electrónicos de acuerdo con los requisitos de la institución.
  • Contribuir al conocimiento del dominio mediante la participación en asociaciones, conferencias y programas de educación. 
Con esta dispersión de funciones, aunque varias instituciones hayan creados departamentos de información y hayan reconocido la importancia de educar profesionales de la salud que puedan trabajar para lograr el objetivo de disponer de datos de calidad, no es raro que el papel de los informáticos médicos sea confundido o no esté totalmente claro para algunas personas.
 
Además, teniendo en cuenta la complejidad del tema también es difícil de entender que habilidades debe tener. En este sentido es interesante analizar las competencias profesionales siguiendo el modelo de Gardner et al (13), que abarca tres esferas de actividad, también coincidentes con un estudio publicado por Safran C et al (16): 
  • Atención clínica (es decir, conocimiento acerca de las prácticas clínicas que un paciente podría recibir).
  • El sistema de salud (las estructuras, los procesos, la salud pública, educación, e investigación).
  • La información y tecnología de las comunicaciones (herramientas y técnicas que permiten capturar, almacenar, transmitir y recuperar los datos).


El escenario no es fácil, y no es raro que los roles se confundan.
¿Cómo solucionar esto?
 
Una buena aproximación para organizar las responsabilidades es seguir el modelo de Dimick C. (17) que contempla tres áreas: 
  • Administración de la Información: Es el área encargada de la creación de un marco y plan estratégico que permita a la institución alcanzar los objetivos planeados respecto a las tecnologías de la información. Tiene la responsabilidad del liderazgo ejecutivo y el enfoque en las metas estratégicas. 
  • Gobierno de Tecnologías de la Información [TI]: es el área que focaliza su trabajo en las normas y políticas y analiza las instituciones con el fin de recomendar la mejor inversión en TI. Además, se encarga de las implementaciones y el desarrollo de planes para medir los beneficios.
  • Data Governance: Es, en última instancia, el área más operativa, encargada de controlar todo el ciclo de vida de los datos con el fin de obtener la mejor calidad posible. Es también el área encargada de recomendar y aplicar clasificaciones, estándares y la auditoría de la calidad de los datos. 
Los informáticos médicos conocen y aplican los avances en las técnicas de análisis de datos, que ayudan a hacer frente a grandes conjuntos de información. Algunas estimaciones sugieren que la mayor parte de los datos de salud existen en un formato no estructurado, una gran proporción de los cuales es solo texto (18).
 
Así es fácil de entender que necesitamos tecnologías, estrategias y recomendaciones que nos ayuden a llevar adelante procesos que optimicen el procesamiento y recuperación de toda esta información, y es de esperar, que los estándares ayuden en esta tarea (19). Los estándares internacionales, y su aplicación adecuada garantizan la oportunidad de ser interoperables y gestionar los datos de una manera más adecuada, y también más fácil.
 
Con la ayuda de los estándares y el avance en las técnicas que mejoran el análisis de los datos, como Data Analytics, Business and Clinical Intelligence, los pacientes y los proveedores se verán beneficiados. Los beneficios del analisis de todos estos datos incluye: ampliar la capacidad de generar nuevo conocimiento, ayudar con la difusión del conocimiento, traducir las iniciativas de medicina personalizada en la práctica clínica, permitir una transformación de la atención de la salud mediante la entrega de información directamente a los pacientes, dándoles el poder para desempeñar un papel más activo en el cuidado de su salud (19), permitir la implementación de mejores programas de salud y el desarrollo de sistemas de soporte para la toma de decisiones clínicas, predecir ciertos riesgos y facilitar el proceso administrativo (20,21)
 
Desde el punto de vista estadístico y epidemiológico, la utilización de los datos en conjunción con otras técnicas de procesamiento de la información pueden ayudar a determinar la prevalencia, incidencia y datos relacionados, para ayudar a gestionar la información en salud y priorizar los pasos que deberían tomarse, dando una idea de que "cosas" debemos esperar, con el fin de estar listos para los próximos eventos. 
 
Frente a esta realidad, los Informáticos Médicos deben trabajar para liderar el reto de divulgar la disciplina, con el fin de obtener mejores y más reconocidos roles en el equipo de atención médica. De esta manera podremos trabajar en un contexto más ordenado, y mejorar el uso de los recursos y los resultados.
 
El rol del informático medico, comprende, en resumen, supervisar todo "el ciclo de vida" de la información desde el momento en que se crearon los datos (y antes, si pensamos que también están comprometidos en desarrollar los sistemas para capturarlos) , su almacenamiento y procesamiento, y todo los relacionado con recuperar esta información.
 
Sabiendo que la cantidad de datos crece cada vez más, estos profesionales deben actualizarse en las técnicas, procesos y herramientas para mejorar los resultados, cumpliendo con estándares internacionales y programas gubernamentales y regionales, con el fin de lograr el objetivo principal: obtener los mejores datos posibles, que garanticen la mejor salud para los pacientes.
Los departamentos de Información en Salud son cada vez más frecuentes en las instituciones y el rol de informático medico ya forma parte de los equipos de salud en muchas de estas instituciones, pero: ¿Es clara su función? ¿Qué responsabilidades tienen? ¿Qué habilidades deben mostrar los profesionales?

Referencias
 
1.         Wright A, Goldberg H, Hongsermeier T, Middleton B. A description and functional taxonomy of rule-based decision support content at a large integrated delivery network. J Am Med Informatics Assoc Jamia. 2007 Aug;14(4):489–96.
2.         Wright A, McGlinchey EA, Poon EG, Jenter CA, Bates DW, Simon SR. Ability to generate patient registries among practices with and without electronic health records. J Med Internet Res. 2009;11(3):e31.
3.         Hartung DM, Hunt J, Siemienczuk J, Miller H, Touchette DR. Clinical implications of an accurate problem list on heart failure treatment. J Gen Intern Med. 2005 Feb;20(2):143–7.
4.         AHIMA. Problem Lists in Health Records: Ownership, Standardization, and Accountability. 2012 Dec;(Thought Leadership Series).
5.         Joint Commission | Accreditation, Health Care, Certification [Internet]. [cited 2013 Nov 23]. Available from: http://www.jointcommission.org/
6.         HL7 [Internet]. [cited 2013 Jun 14]. Available from: http://www.hl7.org/ehr/
7.         Institute of Medicine [Internet]. [cited 2013 Dec 13]. Available from: http://www.iom.edu/
8.         AHIMA - American Health Information Management Association [Internet]. [cited 2013 Dec 13]. Available from: http://www.ahima.org/
9.         HITECH Act Enforcement Interim Final Rule [Internet]. [cited 2013 Dec 13]. Available from: http://www.hhs.gov/ocr/privacy/hipaa/administrative/enforcementrule/hitechenforcementifr.html
10.       Dustin C, Furukawa M. Electronic Health Record Systems and Intent to Attest to Meaningful Use Among Non-federal Acute Care Hospitals in the United States. Off Natl Coord Heal Inf Technol 2012.
11.       Blumenthal D, Tavenner M. The “meaningful use” regulation for electronic health records. N Engl J Med. 2010 Aug 5;363(6):501–4.
12.       Eramo LA. Healthcare’s data revolution: How data is changing the industry and reshaping HIM’s roles. J Ahima Am Heal Inf Manag Assoc. 2013 Sep;84(9):26–30, 32.
13.       Gardner RM, Overhage JM, Steen EB, Munger BS, Holmes JH, Williamson JJ, et al. Core content for the subspecialty of clinical informatics. J Am Med Informatics Assoc Jamia. 2009 Apr;16(2):153–7.
14.       Data Standards, Data Quality, and Interoperability (Updated). [cited 2013 Dec 13]; Available from: http://library.ahima.org/xpedio/groups/public/documents/ahima/bok1_050482.hcsp?dDocName=bok1_050482
15.       Kloss LL. Leading innovation in enterprise information governance. J Ahima Am Heal Inf Manag Assoc. 2013 Sep;84(9):34–38; quiz 39.
16.       Safran C, Shabot MM, Munger BS, Holmes JH, Steen EB, Lumpkin JR, et al. Program requirements for fellowship education in the subspecialty of clinical informatics. J Am Med Informatics Assoc Jamia. 2009 Apr;16(2):158–66.
17.       Dimick C. Covernance apples and oranges. Differences exist between information governance, data governance, and IT governance. J Ahima Am Heal Inf Manag Assoc. 2013 Dec;84(11):60–2.
18.       Rosenbloom ST, Denny JC, Xu H, Lorenzi N, Stead WW, Johnson KB. Data from clinical notes: a perspective on the tension between structure and flexible documentation. J Am Med Informatics Assoc Jamia. 2011 Apr;18(2):181–6.
19.       Murdoch TB, Detsky AS. The inevitable application of big data to health care. Jama J Am Med Assoc. 2013 Apr 3;309(13):1351–2.
20.       Schouten. Big data in healthcare solving provider revenue leakage with advanced analytics.
21.       Thayer C, Bruno J, Remorenko MB. Using data analytics to identify revenue at risk. Healthc Financ Manag J Healthc Financ Manag Assoc. 2013 Sep;67(9):72–8, 80.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo buscar tweets antiguos de una persona?

¿Qué es la Norma GAMP 5 y para que sirve?

¿Que tipos de Mensajes de HL7 hay?